Cómo comerciar con Forex

Fundamentos del comercio con Forex

El intercambio de divisas extranjeras, también conocido como Forex, puede ser un hobby entretenido, y una buena fuente de ingresos e inversiones. Para ponerlo en perspectiva, el mercado de divisas comercia con unos 22.4 billones de dólare al día, mientras que el mercado de Forex lelga a los 5 trillones de dólares diarios. Usted puede ganar una buena cantidad de dinero, sin tener que dejar ir mucho dinero en su primera inversión. Predecir la dirección del mercado es entretenido, y puede comerciar con divisas extranjeras online usando varios métodos. Sin embargo, primero debe aprender cómo comerciar con divisas.

Aprender los fundamentos del comercio y terminología Forex básica

Aprender a comerciar con Forex comienza con el aprendizaje de la terminología básica. La divisa que gasta o de la que dispone se llama divisa base, y la divisa que compra se llama moneda de cotización.

Por ejemplo, si quiere comprar dólares americanos usando la lira británica, veremos el tipo de cambio siguiente: GBP/USD=1.589. Esta tarifa significa que gastará 1.589 dólares por cada lira británica. Es un trato largo, cosa que significa que quiere comprar esta divisa base, y vender la moneda de cotización. El ejemplo anterior representa el caso de alguien que quiere vender dólares amercanos para comprar lira británica. Sin embargo, si el trato es corto, eso significa que quiere comprar la moneda de cotización y vender la divisa base. En otras palabras, gaste o vende la lira británica para poder comprar el dólar americano.

El precio de oferta es el precio con el cual su compañía de brokers puede comprar una divisa base a cambio de una moneda de cotización. El precio pedido es el mejor precio disponible en el momento en el que puede vender su moneda de cotización en el mercado. Aprender cómo comerciar con divisas le ayuda a determinar los momentos apropiados en los cuales hacer tales operaciones.

El precio demandado es el precio por el cual su intermediario compra la divisa base por la moneda de cotización. El precio demandado representa el mejor precio disponible en el momento en el que está dispuesto a comprarlo del mercado. El spread representa la diferencia entre el precio de oferta y el precio demandado.

Cuando se lee el precio de un par de divisas en el mercado de Forex, verá que hay dos números en el recuadro de precio del par de divisas. El precio de oferta está situado a la izquierda, mientras que el precio demandado se sitúa a la derecha.

Usted debe decidir qué divisa quiere comprar, y con cuál venderá. Aprender a comerciar con Forex le ayuda a tomar la mejor decisión posible.

Aprender a comerciar con Forex incluye la necesidad de estudiar algunas predicciones sobre la economía. Si cree que la economía americana va a continuar debilitándose, y que eso es malo para el dólar, entonces debería probablemente considerar vender el dólar por una divisa de un país con una economía más fuerte. Mientras considera la situación comercial en otro país, si hay algún país con muchos productos demandados, entonces este último será el que exporta productos para obtener dinero. Es una ventaja que refuerza la economía del país, aumentando así la tasa de cambio

Tomando la política en consideración, si hay algún país celebrando elecciones, entonces la tasa de la divisa del país puede aumentar si el ganador tenía un buen plan económico. Además, si el gobierno quería relajar las regulaciones para estimular el crecimiento económico, entonces la tasa de la divisa también aumentará.

Leer informes económicos, o informes sobre otros factores económicos tales como el desempleo e la inflación, le ayudará a determinar la dirección de las divisas. Los informes sobre el producto interior bruto de un país también ayudan a determinar la tasa de la divisa de un país.

CFDs are complex instruments and come with a high risk of losing money rapidly due to leverage. Between 74-89% of retail investor accounts lose money when trading CFDs. You should consider whether you understand how CFDs work and whether you can afford to take the high risk of losing your money.